“Sorrow” y “Descenso (capricho)” en el Festival de las Artes del Movimiento de Tenerife, FAM´12

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


El próximo jueves día 1 de Noviembre 2012 a las 22:30 horas en el Teatro Victoria de Tenerife y dentro de la programación de FAM´12 (Festival de las Artes del Movimiento de Tenerife) podréis disfrutar de un programa doble de solos coreografiados e interpretados por Guillermo Weickert: “Sorrow” (2011) y “Descenso (capricho)”(2004) , ambos sobre el tema de la identidad con la interesante perspectiva que dan los siete años que separan ambas creaciones.

“Sorrow” (2011)

“La poesía no sólo no es comunicación, es antes que nada o mucho antes de que pueda llegar a ser comunicación, cosa para andar en lo oculto, para echar púas de erizo y quedarse en un agujero sin que nadie nos vea , para encontrar un vacío secreto, para adentrarnos en una habitación abandonada cuya puerta se puede cerrar desde dentro sin que nadie en el exterior sospeche que una puerta se disimula en el muro y para estarse allí en el claustro materno, seguros y escondidos sin que nadie aparezca , sin que nadie nos saque a la luz pública , desnudos e indefensos nos saque y nos suplicie y nos repita la sorda letanía cotidiana , la letanía aciaga de la muerte.” Jose Ángel Valente

Sinopsis.-  A partir de la idea de Jose Ángel Valente de un “Diario anónimo” y ocho años después de realizar su autorretrato coreográfico en “Descenso (capricho) “ , Guillermo Weickert vuelve a tratar de retratarse a sí mismo. En esta ocasión afronta la imposibilidad  de visualizarse a uno mismo si no es por oposición al otro y la idea de ese “non-aliud”, ese ser que no es otro con respecto a nadie, del que nada sabemos que pueda afirmarse y cuyo retrato sería imposible. La obra de Valente también sugiere la pista de Bernardo Soares y Pessoa que afirmaron: “Comprendí en un relámpago que no, soy nadie, absolutamente nadie.” y al mismo tiempo “Cada uno de nosotros es varios, es muchos , es una prolijidad de sí mismos”

Entre estas dos líneas de pensamiento aparentemente contradictorias, el coreógrafo propone una búsqueda de la esencialidad del movimiento y de reducción de los signos identificativos que funcione como multiplicador del potencial expresivo de ambos.

“Sorrow” es finalista a los próximos premios de la Asociación Andaluza de Profesionales de la Danza (PAD) que se entregarán el próximo 18 de Noviembre en las categorías de Mejor Intérprete y Mejor Diseño de Iluminación.

“Descenso ( capricho)”

“No se me ocurría mejor manera, para realizar este autorretrato, que obligarme a recordar. Hacer recuento de los relatos que conforman mi vida con la esperanza de que, sumados, al menos esbozaran mi identidad (tan cambiante, tan difusa).
Así que he estado de paseo por ese paisaje incierto y pantanoso que es la memoria. Todo sigue ahí: las personas, los lugares, las emociones, los objetos… Todo se conserva bajo una capa de tiempo, atrapados por los recuerdos como en el fango. Pero sin vida. No existen ya más de verdad.
Ni rastro de mi identidad. Creo que no está allí, en ese lugar que es el pasado.
Creo que un día más, voy a tener que inventármela.”

Guillermo Weickert se adentra en las profundidades del ser componiendo un trabajo sobre la angustia y el miedo a la muerte. Modelando fuerzas contradictorias, entre la ansiedad y el humor, vemos una mano que acaricia asustada la pared de un pasillo como asiendo lo real frente a la sensación de ahogo que nos produce el miedo a la oscuridad. Y jugando en el límite, contrapone a la soledad de los paisajes limítrofes de las marismas del Pasaje Natural del Odiel la suavidad de la voz de Reyes García Miro de Portonovo.

“Descenso (Capricho)”  surge de la invitación realizada por Laura Kumin a cuatro coreógrafos para realizar un autorretrato en movimiento. Estrenado en Julio del 2004, “Mapamundi: un recorrido por el paisaje interior del coreógrafo” recogía las cuatro coreografías con un único nexo común: el trabajo del realizador mejicano Octavio Iturbe, conocedor a fondo tanto de las posibilidades de la cámara como de los entresijos del lenguaje corporal y teatral. Aunque el autorretrato se puede entender como un proceso de trabajo solitario es siempre el fruto de una relación entre el individuo y su entorno. En este caso la cámara sirve de puente entre lo interior y lo exterior

Hay muchas maneras de hacer aflorar lo que llevamos dentro ; La perspectiva del audiovisual aporta una multiplicidad de planos, no solamente del trabajo propio del coreógrafo en el estudio sino también de exteriores, de texturas, colores, paisajes y referencias externas.

“Descenso (capricho)”, fruto de la colaboración entre Guillermo Weickert y Octavio Iturbe no ha dejado de representarse desde la fecha de su estreno  hace ya más de siete años, visitando festivales como Tanech Praha (Praga), Danças com Libros o Box Nova en CCB (Portugal), Vitoria Territorio Visual, Huellas (Sevilla), etc.

Esperamos que todos los que podáis os acerquéis a disfrutar de este otro “baile de máscaras”, un plan perfecto para la resaca de Halloween.

Hoy estreno de “Code Unknown” , una coreografía de Guillermo Weickert para Dialogue Dance

 

 

 

 

 

Hoy 21 de Octubre, a las 19:00 horas se estrena “Code Unknown” (Código desconocido), la pieza que Guillermo Weickert ha dirigido para la compañía Dialogue Dance. El estreno de hoy tendrá lugar en Stansia, la sede de la compañía en Kostromá (Rusia). El próximo mes de Diciembre, los días 6 y 7, “Code Unknown” se estrenará oficialmente en Moscú, dentro de la programación de Plataforma.

Code Unknown” es un duo construido a partir de los lenguajes del teatro físico y la danza que juega con elementos del thriller y del cine de terror para crear una atmósfera sugerente e inquietante en la que Ivan EstegneevEvgeny Kulagin se someten al extraño ritual de asomarse a un misterioso espejo que permite ver aquello que cada uno tratamos de ocultar a nosotros mismos y a los demás. La extrañeza que en ocasiones nos produce no reconocernos en nuestro reflejo ni en el de los otros  lleva a situaciones delirantes llenas de humor y también de emoción. Sobre ese viaje a veces doloroso pero necesario de resolver nuestras contradicciones más violentas y encontrar una forma de pacificarlas gira el eje de la acción de “Code Unknown“.

En el décimo aniversario de la compañía y con dos máscaras de oro al mejor espectáculo de danza (“Mirliflor” en 2008 y “Punto di Fuga” en 2011 ) en su trayectoria, Dialogue Dance con su invitación ha hecho posible ésta, la primera ocasión en la que el trabajo de Guillermo Weickert se presenta en Rusia y que confiamos en que sea sólo el comienzo de una relación larga y fructífera.

Proximas actividades y actuaciones

Hasta finales de octubre Guillermo Weickert continuará el proceso de creación con la compañía rusa asentada en Kostromá,  Dialogue Dance. Para esa fecha el trabajo estará terminado y listo para su estreno en Diciembre en Plataforma, ( Moscú). Daremos detalles del lugar y las fechas de estreno más adelante.

Al finalizar los ensayo en Rusia, comenzará en Sevilla otro proceso de creación. En esta ocasión Guillermo Weickert será el encargado de dirigir y co-coreografiar el nuevo espectáculo de la compañía Bikinni.ducc: un solo acompañado o concierto bailado. Laura Lizcano, la directora de la compañía, será la protagonista de “Fight or Fly” que contará con la música en directo de Paco Lamato (alma de Bikini.red) y Rafa Torres. Los ensayos, que se extenderán durante el otoño los meses de noviembre y diciembre , tendrán lugar en la flamante sede de la compañía y estudio de grabación del sello discográfico Happy Records: Happy Place. En este espacio que está desarrollando una actividad frenética, se están realizando muchos y apasionantes proyectos, como las grabaciones de las Happy Sessions que podéis ver aquí y aquí.

Esta será la segunda colaboración oficial entre Guillermo Weickert y Bikini.ducc, ya que hace unos años Laura Lizcano y Uxía P. Vaello también invitaron a Guillermo a dirigir el anterior espectáculo de la compañía: Assemblage, un espectáculo fronterizo y muy personal sobre la imagen que gozó de un proceso de creación privilegiado y resultó una gran experiencia para ambas partes.

Además el día 1 de Noviembre la compañía Guillermo Weickert estará en el Teatro Victoria de Tenerife con un programa doble de solos basados a partir de la idea del autorretrato con la distancia de siete años entre ellos: “Sorrow” (2011) y “Descenso (capricho)” (2004)

Los días 24 y 25 de Noviembre tendrá lugar el estreno en Sevilla de “MATERIALINFLAMABLE” en el Teatro Central de La Isla De La Cartuja.

Y para terminar el mes, los días 29 y 30 Guillermo Weickert volverá a ser un año más facilitador del proyecto choreoroam en su etapa española, que en esta ocasión es la última y reúne a jóvenes coreógrafos europeos en Madrid para reflexionar y abordar cuestiones relacionadas con el tema “contexto”.

Dialogue Dance II parte

De regreso en la ciudad rusa de Kostromá para continuar el proceso de creación con la compañía Dialogue Dance. Las próximas semanas van a ser un periodo de concentración y trabajo intenso en el la sede de la compañía, Stansia. Mientras tanto seguimos diseñando y terminando de definir el calendario de actividades de Guillermo Weickert cía que actualizaremos en los próximos días. También esperamos compartir aspectos del proceso de ensayos que puedan servir como puntos de inspiración o reflexión desde nuestro Cuaderno de Trabajo.

Apuntes breves sobre danza política, ética de la danza y danza social.

Esta mañana nos hemos desayunado todos con esta noticia:

El ministro Wert le da la estocada de muerte al sector de la Danza en España

Un momento duro y desesperanzado para el sector.

En estos momentos tensos y convulsos me gustaría enlazar con el último comentario de Antón quién el otro día terminaba dejando caer los conceptos de Danza y compromiso político, danza y compromiso social.

En el último MOV´S que tuvo lugar en Junio 2012 en Cádiz fui invitado a moderar una de las mesas de trabajo, y de alguna manera estas cuestiones estuvieron muy presentes. Eran ya temáticas recurrentes en cualquier foro de debate sobre danza y necesariamente lo son aún más en este momento.

Para no enredarme demasiado en un tema tan complejo y sobre el que habría tanto que decir ( y oír , sobre todo oír, siempre oír) me gustaría de manera esquemática apuntar algunas de las ideas que al hilo de estos temas creo que es importante tener en cuenta para comprender el presente y también a la hora de no sólo reivindicar nuestros derechos que día a día vamos perdiendo sino también a la hora de construir el modelo de cultura y política para danza del futuro. En parte porque, aunque no sea un buen momento para echar piedras sobre nuestro propio tejado, me parece que reivindicar y protestar sin reflexionar sobre cuales son algunos de nuestros propios fallos y errores que nos han llevado hasta esta situación nos llevará inevitablemente de nuevo al mismo punto de partida. Será sólo cuestión de tiempo.

Me gusta así pensar ( y siempre abierto claro a la refutación y la disensión) que:

– en estos momentos , cualquier actividad de danza en este país es un acto de danza y política. Lo es necesariamente porque Hacer hoy en día danza en España es una labor de resistencia.

– para mi danza (o teatro) político no tiene nada en absoluto que ver con danza ( o teatro) panfletario. Lo más político es hacer un teatro o una danza de tanta calidad que transformes la manera de pensar y el corazón del público. Nada que ver con adoctrinarle, muchísimo menos con sermonearle o moralizarle.

– de la misma manera, cualquier acto de danza es (hoy y siempre) un acto de compromiso social. Porque llevamos la cultura de la manera más directa y sutil, eficaz y refinada a un público que a menudo no ha tenido jamás (es fuerte decirlo pero hoy por hoy sigue siendo así) contacto con ese lenguaje.

– si el artista decide además que el tema que va a elegir es un tema directamente político o que va a usar la danza para operar de manera directa en contextos sociales deprimidos, o con fines pedagógicos o integradores, genial. Es maravilloso. Personalmente pienso que ni más ni menos maravilloso que si elige no hacerlo. La calidad del proyecto no se valora por la de su enunciado, sino por la de sus resultados y logros y méritos artísticos ( o sociales según el caso). Establecer una discriminación positiva para unos y negativa para otros en función de modas exportadas y pasajeras comienza a desequilibrar y contaminar el medio con resultados (aunque pueda parecer lo contrario) fatales.

– La ética en la danza (como en casi todo) comienza por tu entorno más inmediato. Trata, paga , considera profesionalmente y reivindica a tus bailarines, colaboradores y empleados como quieres que los políticos te traten , paguen, consideren y reivindiquen. Me resulta extraño que alguien que paga de manera miserable a su entorno sea una garantía de nada a la hora de exigir ni reivindicar a los que generan las políticas de danza. Si esto implica que los trabajos que tienes que hacer son menos y de un determinado formato, estaremos dando una señal clara: con lo que ustedes dan se puede hacer esto. Se puede producir esto. Si como director de un festival que ha sufrido un recorte brutal, y para que mi gestión no “desluzca” ofrezco una programación similar (en algunos casos superior, es alucinante) a la que había antes de lo recorte y me sustento en recortar a su vez los cachés de los artistas y ofrecer sueldos indignos estoy lanzando dos mensajes difíciles de borrar después : 1.- Lo mismo se podía hacer con mucho menos, los presupuestos estaban inflados. 2.- Como gestor cultural, director de una compañía, director festival, técnico de cultura o cualquiera que sea mi posición, considero que esto es lo que vale el trabajo de un artista, lo que debe ganar: una miseria indigna. Nadie pensará ” mira, han hecho un esfuerzo para arrimar el hombro, es sólo por esta vez”. Creo que la lectura es clara: la cultura no es un lujo, es un hobby, y como tal no debe estar remunerada, o estarlo bajo mínimos.

– Este punto anterior no está reñido con ofrecer tu trabajo gratis tanto como decidas, por tantas causas y proyectos como tú quieras. Ni con juntarlo con otros que así lo quieren. Muy distinto a pedirlo o exigirlo. Siempre con cuidad de quién es el destinatario, en qué contexto, cómo se presenta, a quién representa.

– Resistencia necesaria a las modas. Las modas para mi son una forma de control, una manera de decidir lo que se queda dentro del reparto del pastel y lo que se queda fuera. No entiendo por qué cada año que pasa los programas de teatros y festivales son cada vez más un calco de unos a otros. Los grandes centros de creación y exhibición marcan clara y descaradamente quién sí y quién no. Entiendo que todos queremos sobrevivir, estar ahí, que nuestro trabajo se vea y encuentre canales adecuados y fluidos de exhibición. Al mismo tiempo me parece un juego perverso y enfermo que creo que mata algo esencial en las programaciones y la oferta que debe llegar al público: variedad y representatividad de lo que se hace. Entiendo perfectamente que cuando un producto es muy bueno, todos queremos tener acceso a él, se vende bien, parece estar en todos lados. No es ése el fenómeno que estoy describiendo. ¿Me sigues? Espero que tengas las pistas suficientes para detectar la diferencia entre un fenómeno y otro. Para mí es bastante claro.

– Atención a nuestro entorno y nuestras acciones. A veces la línea entre hacer y luchar por lo que crees y convertirte en parte de aquello que detestas, es muy delgada. Para mí, a nivel de conciencia y ético es importantísimo estar en concierto en todos los aspectos del trabajo: creación, producción, distribución… es un esfuerzo constante de no entrar en juegos que no nos representan.

– Trabajar en la periferia es también política y resistencia. Periferia a nivel nacional es no estar ni en Madrid ni en Barcelona. A nivel autonómico, por ejemplo en el País Vasco sería no trabajar en Bilbao o Donosti,  a nivel Andaluz trabajar en Almería o Cádiz. Las políticas actuales están trazadas con el concepto de capital del reino. No interesa permeabilizar territorios, se montan escaparates. Políticas pomo la del National Theatre Wales que trata de no repetir población en sus producciones y creaciones podrían ser modelos en este sentido.

Quizás no es lo que se esperaba al leer el título de la entrada de hoy. Sin embargo para mi estas reflexiones tendrían que ocuparnos en primer lugar. Y también ésta: ¿dónde está el público? ¿Dónde está nuestro público ahora que lo necesitamos? Porque leí hace muy poco que el sector artístico en poco numeroso y que está mal organizado. Es cierto, pero: ¿dónde está ese público que ama la cultura y que siente como un prejuicio personal los recortes y la desaparición de la cultura? ¿No va a manifestarse con nosotros?

En Andalucía, donde el sistema de funcionariado es tan numeroso que sus sueldos consumen un, no sé, digamos 80% de los presupuestos actuales de cultura…No digo que sea culpa suya, ni que deban renunciar a sus trabajos… pero, ¿ salir a la calle junto a los artistas y manifestarse con ellos por sus derechos y en contra de los recortes? ¿O es que no estamos en el mismo barco y la cultura en la que trabajan ellos no tiene nada que ver con la que hago yo?

Y me sigo preguntando: si hay sociedades en las que los bailarines y actores se consideran parte del patrimonio cultural, y la población se siente orgullosa de sus artistas y los consideran como parte del bien nacional…. ¿qué pasa con éste país?¿Por qué se nos considera como unos aprovechados que chupamos del bote y que nos fundimos la reserva de la nación? Y los que no piensan eso.. ¿cómo demuestran su apoyo? Creo que pensar que la culpa de todo esto la tiene la política es echar balones fuera como injusto sería pensar que es sólo responsabilidad de los artistas que han obviado durante años al público ni tampoco de ese público que es ignorante y solo quiere televisión y películas de evasión. Necesitamos incluir a toda la sociedad entre nuestro público, hacernos querer y ser necesarios para ese público. De algún modo nuestro trabajo les tiene que llegar e implicar.

Pero en medio de todo esto , seguro que se encuentran algunas respuestas o al menos muchísimas preguntas necesarias que no pueden dejarse de lado si queremos que de verdad la esencia de este problema cambie, si queremos otro modelo cultural del que todos nos sintamos parte y orgullosos.

Por mi parte, me vais a permitir que piense que llevo ya muchos años de danza política y social, aunque espero seguir muchos más , mejorando y siempre fiel a unos cuantos principios que me permitan tener la conciencia tranquila y el ánimo de seguir en lucha.

Y mientras reflexionamos sobre todo esto, llegó el momento de actuar, que no son cosas incompatibles.

Hoy recomiendo que echéis en vistazo a la línea de actuacción (@actuaccion en twitter y en facebook )

Y también a una apasionante conversación que se inició hoy en facebook entre gente del sector y también del entorno, parte de ese público del que hablamos y cuya presencia es tan necesaria , vía Nerea Aguilar : aquí

Benedetto Pacífico en Les Plateaux, Francia.

                                          Imagen

Los próximos días 29 y 30 de septiembre tendrá lugar Les Plateaux, la plataforma de exhibición de danza francesa que se este año se lleva a cabo en La Briqueterie, cerca de París.

El sábado por la tarde se presenta , después de haber pasado este verano por el festival de Avignón y el Tanzmasse de Düsseldorf el solo “Benedetto Pacífico” de la coreógrafa francesa afincada en Bélgica Karine Pontier ( Dame de Pic cía ) , interpretado por Guillermo Weickert.

La reserva y compra de entradas puede hacerse desde la misma web de la Briqueterie linkeada en este post. Nos encantaría que pudiérais acompañarnos el sábado en este trabajo íntimo y preciosista que forma parte del Scarecrow cycle de Karine Pontier que tantas alegrías y buenas noticias nos está dando últimamente. Si estáis por París y alrededores en esas fechas no dejéis de acercaros y si necesitáis información extra no dudéis en solicitarla a través de nuestro mail de contacto info@guillermoweickert.com